viernes, 14 de septiembre de 2012

Victoria


Puedo vencerte solo con palabras.

Con qué facilidad te resquebrajas
basta un destello de virtud que te ilumine
y estallas como las sombras.

Me iré sin haber mentido.

Me iré sin haber dañado.
Me iré sin haber postrado mi nobleza incandescente ante tu fragua.
Tú sigue golpeando el vacío a mis espaldas
que yo estoy cabalgando hacia el futuro en mi alma intacta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario