martes, 5 de febrero de 2013

Raíces


Desde mi pequeñez

soy lo más grande
porque no tengo enemigos.


La corriente no me arrastra
las crecidas no me ahogan
no ha llegado todavía el día en que me rompa.


Desde aquí le bailo al viento
escucho el agua
observo el cielo.


Soy un junco enraizado en la vereda
y solo soy hermoso en el paisaje
por eso nadie me señala aunque todos me contemplan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario